martes, 25 de agosto de 2009

El cuadrilátero de Pressing Catch

Las pasadas Navidades se pusieron de moda los muñecos articulados de luchadores de Pressing Catch.

Mi hijo le pidió a los Reyes, a Papá Noel y creo que también al Ratoncito el cuadrilátero de Pressing Catch.

Sé de buena tinta que los pobres se esforzaron y lo buscaron por todas partes, pero estaba agotado. Así que volví a las herramientas.








Es exáctamente igual que el de los catálogos, pero sólo en apariencia. Mientras que el que se vendía era de plástico, éste está fabricado en madera, pintado y con los protectores hechos con esa gomaespuma que se usa para cubrir los tubos. Todo con material reciclado por supuesto.





Creo que los Reyes Magos se ahorraron 40€
y me están muy agradecidos.

sábado, 22 de agosto de 2009

Un chozo en la sierra



Hace ya muchos años, pero muchos, los pastores debían moverse buscando pastos frescos para su ganado. En verano se trasladaban a la sierra que era el único sitio donde aún crecía hierba verde. A lo mejor estaban dos meses o más fuera de sus hogares y se trasladaba toda la familia junto al ganado. Para poder dormir, el pastor construía un chozo que era donde vivía, comía, cocinaba y hacía la vida la familia.





No eran exactamente así, pero este verano me harté de ver a mis hijos jugar con una cabaña echa con uralita toda oxidada y puse manos a la obra.




En los originales la base era de piedra hasta medio metro de altura. Pero en lo demás, son iguales. La Sierra de Gredos estaba plagada de este tipo de edificacaciones que duraban años y además servían de refugio para todo aquel que lo necesitara.




En esta ocasión recogí troncos de árboles ya caídos (muy ecológico yo) y recogí durante tres días calabones serranos (en otros sitios se llaman retama). Son especiales porque al secarse no se deshacen, sino que se compactan de tal manera que no entra el agua.

lunes, 17 de agosto de 2009

Juego de bolos griego

El año pasado estuvimos en Rhodas de vacaciones. Nos resultó curioso un juego que vendían en casi todas las tiendas.


Cuando llegué a casa, fue cuestión de unos días crear uno igual.








Lo malo es que ahora mi hijo me está subiendo el listón...."Papá ahora quiero que me hagas...."

miércoles, 12 de agosto de 2009

Contraventanas con madera reciclada


Nací en Zapardiel de la Ribera, un pequeño pueblo de Ávila en plena serranía de Gredos.






Una de las primeras aventuras en las que me embarqué fue hacerle unas contraventanas de madera a mi casa.









Durante un mes estuve recopilando palés de madera abandonados en los polígonos industriales. Más artesano imposible, pero el resultado aquí está.